Nico Williams: "Venir aquí sin Iñaki es como irse de casa"

El delantero del Athletic se estrena con la absoluta justo cuando su hermano debutará con Ghana: "También me llamaron de Ghana, pero yo siempre quise estar aquí. Cada uno tomó su decisión"

El joven de 20 años quiere aprovechar su oportunidad antes del Mundial: "Quier dejarme ver por el míster para que él pueda valorar. Ojalá pueda ir a Qatar"

Nico Williams: "Venir aquí sin Iñaki es como irse de casa"
Video

Apareció solo en una de las salas de la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, después de comer. “Con la barriga llena”, sonrió. Nico Williams (Pamplona, 20 años) es un tipo normal, que mantiene los pies en el suelo gracias a su familia. Titular en el Athletic, ahora, a las puertas de un Mundial, le ha llegado la llamada de Luis Enrique justo cuando su hermano Iñaki debutará con Ghana. En casa le han enseñado sobre todo a valorar las cosas y esta oportunidad no quiere desaprovecharla.

¿Cómo se siente?

Muy feliz de estar aquí. Mucha gente lo sueña, así que muy contento que el seleccionador haya confiado en mí.

¿Ha bajado ya de la nube?

Enseguida. Toca trabajar, que es lo que vengo haciendo en el club. Voy a dar lo máximo. Lo que más me ha sorprendido es el ritmo, de ida y vuelta, muy rápido. Tic-tac, tic-tac ...y no te das cuenta. Voy cogiéndolo y espero seguir así.

En el Athletic es Williams Jr. Allí siempre ha crecido a la sombra de su hermano, bajo su protección. Esta vez llega aquí sin escudo. En lo personal, ¿cómo se vive?

No tener a mi hermano es difícil, porque en el Athletic nos llevamos muy bien, también con los compañeros. Él me da consejos y aquí tengo que tirar más por estar en solitario y pensar más en mí, en lo que tengo que hacer.

¿Cree que le va a servir para madurar?

Sí, es como cuando te vas de casa y dejas a tus padres. Es más de lo mismo, maduras y creces como persona y jugador.

Ha mencionado a sus padres, figuras claves, incluso los lleva tatuados.

Son pieza fundamental en mi vida. Me han ayudado mucho a estar aquí. A base de trabajo y esfuerzo van a estar orgullosos. Para mí son héroes y espero poder devolverles todo lo que han hecho por mí.

Que sus padres hayan tenido una vida difícil, tuvieron que dejar su país para venir a España en unas condiciones durísimas, ¿le ayuda a mantener los pies en el suelo?

Valoras todo lo que tienes, todo lo que consigues. Ves que no es fácil porque tus padres han sudado sangre para tener lo que tienen a día de hoy.

Y su hermano, Iñaki, es un padre futbolístico. Él tiró muchas barreras, rompió muchos tabús. ¿Le ha facilitado el camino?

Tener un hermano futbolista te ayuda a ver lo que tienes que hacer y lo que no. Cuando vas creciendo y subes al primer equipo cometes errores de chaval, de juventud. Al tener a mi hermano allí, me ayuda a no cometer esos errores y a ser un poco más maduro.

Iñaki siempre le ha estado muy encima. Dice que él ha sido hijo de padres pobres y no quería que usted fuera el hermano de un rico.

No he tenido esos caprichos que mucha gente cree. Eso de un móvil nuevo, una Play Station nueva... todo de cosas que al final te perjudican en cuanto a mentalidad. He tenido lo justo como cualquier chaval normal y corriente. Mi hermano ha estado bien en esta faceta y espero yo hacerlo también en un futuro.

¿Qué le dijo su hermano cuando le convocó Luis Enrique?

Que estuviese muy contento, que aprovechara la oportunidad de estar aquí de aprender de los mejores, que esto iba a ayudarme a madurar mi juego y que mi forma de pensar también iba a cambiar. De momento, esta yendo todo como yo quiero que vaya y espero que así siga.

Él está con Ghana. ¿Le llegaron a plantear jugar con ellos?

Sí que me llamaron, pero siempre he querido estar aquí. Cada uno toma su decisión. Él tomó la de irse con Ghana y espero que a mi hermano le vaya bien y a su selección, también.

Ghana está en el Mundial. ¿Es inevitable imaginarse un enfrentamiento entre los Williams?

Siempre están las coñas con tu hermano de a ver quién va a ganar si nos enfrentamos. Son bromas tontas de hermanos, yo tengo que trabajar, tener los pies en el suelo y si tiene que tocar, tocará. Quiero trabajar y dejarme ver por el míster y que él pueda valorar. Ojalá pueda estar ahí.

Pues vamos a imaginar el debut, paso a paso.

Sí, mejor. Sí que sueñas con meter el gol y ayudar al equipo, pero hay que ir poco a poco y tener la cabeza fría. Pasará lo que tenga que pasar.

¿Qué le ha pedido estos días el seleccionador?

Que esté tranquilo y juegue como en el Athletic. Que encare, que no tenga miedo. Me estoy amoldando al sistema de fútbol. E intento aportar y explotar mis cualidades para que el equipo vaya mejor.

¿Cómo le han recibido en el vestuario?

Muy bien desde el primer momento. Tengo chavales en la absoluta con los que ya me había podido juntar como Pedri o Gavi, que son de mi edad, y me lo hacen todo más fácil.

¿Ayuda tener a un entrenador como Valverde, con cosas parecidas a la idea de Luis Enrique?

Tiene un estilo claro también. Le gusta tener el balón controlado, posesión del juego. Eso me ha facilitado también venir a la selección porque son estilos parecidos. Me gusta lo que estoy viendo hasta ahora con Valverde, me transmite mucha confianza y ojalá pueda seguir así y seguir dando goles y asistencias al equipo.

Cambiando de tercio. Hemos vivido recientemente otro episodio racista en la Liga.

Por suerte no he tenido que vivir algo así, pero el racismo se tiene que cortar, buena parte pasa por la educación que viene en casa.

Erradicarlo a través de la educación.

Es fundamental. Si tú le enseñas a un niño que todas las personas somos iguales dejará de hacer ese tipo de comentarios y todo va a ser mejor.

Figuras como usted o su hermano ayudan porque tienen un compromiso social.

Me veo muy allegado a los jóvenes del barrio de San Francisco de Bilbao. Siempre que paso por ahí me ven como un referente. Los chavales africanos o de raza negra me saludan y me dicen que ojalá puedan ser como yo. Es un halago. A mi edad, que te digan estas cosas choca mucho. Quiero trabajar por ellos, que disfruten de mi futbol.

Con 20 años, ¿cómo lo gestiona?

Es complicado a veces. Al final soy un chaval que le gusta salir, estar con sus amigos y hacer las cosas de un chico de 20 años, pero es la vida que me ha tocado y estoy muy contento de poder vivirla. Además tengo unos padres y un hermano que me asesoran muy bien. A raíz de eso voy creciendo como persona y como jugador.

Lee también
Mostrar comentarios
Cargando siguiente contenido...