Cuál es la diferencia entre el colesterol bueno y el malo

Tu cuerpo necesita algo de colesterol para funcionar correctamente

Cuando el colesterol se acumula en los vasos sanguíneos, pueden volverse más estrechos y menos flexibles

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, tener colesterol alto aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca.

Tres razones por las que igual no deberías comprar una cafetera con cápsulas

Cuál es la diferencia entre el colesterol bueno y el malo

Cuál es la diferencia entre el colesterol bueno y el malo

Getty Images/iStockphoto

La buena salud del corazón es como un bloque de construcción: es acumulativa. Esto es particularmente cierto cuando se trata de colesterol alto.

Si tienes más de 20 años, es probable que tu médico te haya recomendado en algún chequeo que te haga un análisis de sangre para controlar el colesterol. El perfil de lípidos o el panel de lípidos es un análisis de sangre que te dará resultados para el colesterol HDL (bueno), colesterol LDL (malo), triglicéridos y colesterol total en sangre (o suero).

Cuando observes los resultados, verás muchas medidas, acrónimos y proporciones diferentes. ¿Qué significa todo esto? ¿Cómo puedes darle sentido? ¿Y qué puedes hacer con toda esta información?

El colesterol es una sustancia grasa que produce el hígado. También se encuentra en ciertos alimentos. Tu cuerpo necesita algo de colesterol para funcionar correctamente. Pero tener demasiado del tipo malo de colesterol, la lipoproteína de baja densidad (LDL), te pone en riesgo de sufrir un ataque cardíaco o un derrame cerebral.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), tener colesterol alto aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca.

¿Qué es el colesterol?

El colesterol es un tipo de lípido (grasa) que el cuerpo necesita para construir células. El hígado genera colesterol y puede producir todo el colesterol que su cuerpo requiere. Pero demasiado colesterol en la sangre es malo para tu corazón.

Cuando el colesterol se acumula en los vasos sanguíneos, pueden volverse más estrechos y menos flexibles. Si se forma un coágulo de sangre en una arteria estrecha, puede desencadenar un ataque al corazón o un derrame cerebral. Por lo tanto, tener demasiado colesterol malo o poco colesterol bueno puede aumentar el riesgo de estos graves problemas de salud.

El proceso de acumulación de placa aterosclerótica (depósitos endurecidos) se denomina aterosclerosis y puede ocasionar problemas graves como:

Cuando consumes alimentos ricos en grasas saturadas, grasas trans o aceites como el aceite de palma, el hígado produce más colesterol de lo normal. Comer estos alimentos puede hacer que tus niveles de colesterol pasen de saludables a no saludables. Además, algunos alimentos, como la carne, las aves y los productos lácteos enteros, contienen colesterol dietético. Comerlos puede afectar los niveles generales de colesterol en su cuerpo.

El colesterol viaja a través de la sangre en silencio. Y se convierte en placa en silencio. La acumulación de placa es como si alguien caminara de puntillas sobre una alfombra. Es posible que no veas ni notes su presencia durante mucho tiempo. Es posible que no tengas síntomas hasta que tengas un ataque al corazón o un derrame cerebral. El colesterol alto es un factor de riesgo importante para las enfermedades del corazón. Pero detectarlo a tiempo te da la oportunidad de hacer cambios y ajustarlo a niveles saludables.

HDL y LDL, el colesterol bueno y el malo

Probablemente hayas escuchado que el colesterol alto es malo y el colesterol bajo es bueno. En líneas generales eso es cierto, pero es un poco simplificado. Cuando conozcas más acerca de los diferentes tipos de colesterol, cómo se calculan sus niveles y qué significan, puedes tomar medidas para asegurarte de que tus niveles están en el rango correcto y así mantener tu corazón sano.

Colesterol HDL (bueno)

El colesterol HDL se llama colesterol “bueno”. Un nivel saludable de colesterol HDL puede proteger contra ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares.

El HDL transporta el colesterol LDL (malo) lejos de las arterias y de vuelta al hígado, donde el LDL se descompone y sale del cuerpo. Pero el colesterol HDL no elimina por completo el colesterol LDL. Sólo un tercio a un cuarto del colesterol en la sangre es transportado por HDL.

Las personas con niveles elevados de triglicéridos en la sangre también suelen tener niveles más bajos de HDL. Los factores genéticos, la diabetes tipo 2, el tabaquismo, el sobrepeso y el sedentarismo pueden reducir el colesterol HDL. Las mujeres tienden a tener niveles más altos de colesterol HDL que los hombres, pero esto puede cambiar después de la menopausia.

Colesterol LDL (malo)

Dado que el LDL es el tipo de colesterol malo, un nivel bajo de LDL se considera bueno para la salud del corazón.

El colesterol LDL se considera el colesterol “malo”, porque contribuye a la acumulación de grasa en las arterias (aterosclerosis). Esto estrecha las arterias y aumenta el riesgo de ataque cardíaco, accidente cerebrovascular y enfermedad arterial periférica (EAP).

Los niveles de LDL son un factor entre muchos a considerar al evaluar el riesgo cardiovascular. Habla con tu médico acerca de tus niveles de colesterol LDL, así como sobre otros factores que afectan tu salud cardiovascular.

Una dieta alta en grasas saturadas y trans no es saludable porque tiende a elevar los niveles de colesterol LDL.

Triglicéridos

Los triglicéridos son el tipo de grasa más común en su cuerpo. Vienen de los alimentos, y tu cuerpo también los produce.

Los niveles normales de triglicéridos varían según la edad y el sexo. Las personas con triglicéridos altos a menudo tienen un nivel alto de colesterol total, incluido un nivel alto de colesterol LDL (malo) y un nivel bajo de colesterol HDL (bueno). Muchas personas con síndrome metabólico o diabetes también tienen niveles altos de triglicéridos.

¿Cuáles son los niveles de colesterol recomendados?

Los médicos calculan los niveles de colesterol en miligramos de colesterol por decilitro de sangre. La abreviatura es mg/dL. También utilizan estas mismas unidades para medir los triglicéridos.

En líneas generales, un rango normal debería estar en los siguientes valores:

Tus niveles de colesterol, que incluyen colesterol total, colesterol LDL y HDL y triglicéridos, te brindan información crucial sobre el riesgo de enfermedad cardíaca. Cuando conoces estos números y entiendes lo que significan, puedes encontrar formas de mejorarlos y mantener el corazón más sano.

Mantener niveles saludables de colesterol es manejable. La medicación es clave, junto con una dieta saludable con muchas verduras y ejercicio regular.

Cambios en el estilo de vida

Una idea errónea es que las personas pueden tener el colesterol mal controlado durante años y luego decidir tomar medidas. Para entonces, la placa ya podría haberse acumulado.

La buena noticia es que los cambios en el estilo de vida son razonablemente efectivos para ayudarte a reducir los niveles de colesterol. También son bastante sencillos y se pueden hacer a cualquier edad y dentro de la mayoría de las habilidades.

  • Haz ejercicio: La actividad física ayuda a perder peso y aumentar el colesterol HDL. Trata de hacer de 30 a 60 minutos al día de ejercicio cardiovascular moderado, como andar en bicicleta, trotar, nadar y bailar, al menos 4 veces por semana.

  • Come más fibra. Agrega más fibra a tu dieta, cómo reemplazar el pan blanco y la pasta con granos integrales.

  • Ingiere grasas saludables: Las grasas saludables incluyen aceite de oliva, aguacate y ciertas nueces. Todas estas son grasas que no elevarán sus niveles de LDL.

  • Reduce las grasas saturadas: Evita consumir alimentos ricos en grasas saturadas como el queso, la leche entera y las carnes rojas ricas en grasas.

  • Si fumas, deja de hacerlo. Fumar reduce el colesterol bueno. Dejar de fumar puede ayudarte a controlar mejor tus niveles de colesterol.

  • Limita el consumo de alcohol: La Asociación Americana del Corazón recomienda beber alcohol con moderación, lo que significa, en promedio, no más de dos tragos por día para los hombres y no más de un trago por día para las mujeres. Beber demasiado alcohol puede provocar afecciones como hipertensión (presión arterial alta) y fibrilación auricular.

  • Alcanza tu peso saludable: Perder el exceso de peso corporal puede ayudarte a reducir tus niveles de colesterol.

Se amable contigo y recuerda que los niveles de colesterol no te definen como persona. Simplemente te dan una ventana a lo que está sucediendo dentro de tu cuerpo. Tu médico te ayudará a usar esa información para planificar el tratamiento y mantener tus arterias sanas y lejos de riesgos de enfermedades

Lee también

Beneficios para tu salud de la dieta flexitariana y como comenzar

Laura Hernández
Beneficios para tu salud de la dieta flexitariana y como comenzar
Lee también

La Universidad de Harvard desvela el mejor alimento para bajar el colesterol

Guiomar Rovelló
Este es el mejor alimento para bajar el colesterol
Lee también

La bebida que mejora la presión arterial, desinfla el abdomen y mantiene a raya el colesterol

Sara Solache
Agua saborizada
Mostrar comentarios
Cargando siguiente contenido...